Enfrenta a tu humor como enfrentas el clima…

Con la mente conviene tener una actitud parecida a la que tenemos hacia el clima. Saber que hay días soleados, días nublados, días francamente lluviosos y, que tenemos menos control sobre ello de lo que nos gustaría en general.

A veces uno amanece radiante, pero a veces notarás que a penas abres el ojo y aparece la tormenta, una serie de pensamientos tortuosos con sus respectivas respuestas bioquímicas, que se convierten en eso que llamamos humor o estado de ánimo.


De entrada, en cualquier momento del día, es difícil que lleguemos a notar la aparición de los pensamientos que están modificando nuestro estado de ánimo.  A veces es algo tan sutil como el veloz recuerdo de una persona o situación que añoramos, otras,  es algo tan arbitrario y ajeno como el flash de una imagen impactante que vimos en el noticiero y encendió todo nuestro sistema de alerta. Imágenes, voces internas, recuerdos que aparecen de manera tan veloz y velada ante nuestra distracción y automatismo, que cuando menos nos damos cuenta ya estamos en lugares habituales de tormenta mental.

¿Qué hacer ante estos meteoros psicológicos y emocionales?

1. Enfrenta tu humor como enfrentarías el clima: disfruta y agradece los días soleados, aprovecha la energía revitalizadora que te brindan. Cuando el clima sea indeseable, la mejor actitud es, antes que nada, aceptar. Ya después verás que corresponde, quizás sea momento de bajar el ritmo y tomar refugio en aquello que te reconforta, quizás esa posibilidad no exista y tengas que enfrentar tu día a pesar de la tormenta. En tal caso, sabe que estas condiciones pasarán, porque todo pasa, porque todo cambia.

2. Sé compasiv@ contig@ mism@: En general, todos los seres humanos sentimos mucha aversión por los estados anímicos que consideramos «negativos». Siempre estamos queriendo huir de ellos y modificarlos. No tiene nada de malo buscar ser feliz y procurarte bienestar, pero esta búsqueda debe entrar en un marco realista. Es simplemente imposible vivir completamente feliz y relajad@ todo el tiempo. Mientras más podamos permanecer receptivos y abiertos en los momentos difíciles, mientras más crezcamos en nuestra capacidad de atravesarlos sin pelear tanto, menos sufrimiento innecesario estaremos generándonos. Ya sabes lo que dicen:

«Lo que que resistes, persiste» 

Así que mejor nos aflojamos y cooperamos con el clima.

3. Observa, conoce y aprende cómo funciona tu mente: Las prácticas de meditación y atención plena, así como el conocimiento acerca de como funciona nuestra mente, son grandes aliados que nos permiten movernos mejor en la vida. Regresando al ejemplo del clima: si yo se que cada verano llueve por las tardes, quizás en adelante salga con botas lluvia…

Deseando que cada día aumentemos en nuestra capacidad de vivir con lo que es, de aceptar lo que es sin tanta aprehensión… La Tarea Terapéutica de esta semana es simplemente observar exactamente cuáles son tus primeros pensamientos y sensaciones al despertar, si está bien para ti, mantén el monitoreo por varios minutos, no sólo estarás conociendo tus profundidades, sino también preparando a tu mente para estar más observadora y meditativa a lo largo del día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sesión 3 | Momisattva

Sesión 3 | Momisattva Mi cuenta Anterior Siguiente MOMISATTVA Prácticas transformadoras para mamás ocupadas Un curso de: Paola Abán

To access this post, you must purchase MOMISATTVA.

Seguir Leyendo »