Las 10 elecciones de la gente que vive con Valía Personal (parte 2)

Creer que somos suficientes es la esencia de la valía personal. Creer que así -tal y como somos- merecemos el amor y la pertenencia que necesitamos es una experiencia añorada, pero poco común. Lo sepamos o no, todos luchamos para lograrlo, pero sólo unos cuantos de nosotros llegamos a experimentar de manera sólida nuestra valía personal.

¿Qué tienen en común las personas que se valoran a si mismas, qué decisiones, qué practicas, qué actitudes les caracterizan? Para responder a esas y otros preguntas, la escritora e investigadora Brené Brown ha llevado a cabo extensos estudios, cuyos resultados revela en sus libros.


La semana pasada, describí 5 de las 10 elecciones que han tomado las personas que viven con valía personal. Hoy, describiré la otra mitad:

6.  Cultiva el descanso y deja ir el cansancio como medida de productividad y de valía personal: En nuestra cultura el valor de una persona se estima de acuerdo con su productividad, por ello, para muchos de nosotros el tiempo dedicado a actividades sin finalidades productivas representa una pérdida de tiempo y es una causa de estrés. Sin embargo, cualquiera que se aprecie a si mismo, le dará importancia también a las necesidades de reparación que tiene su cuerpo.

De acuerdo con diversos estudios, la falta de sueño está relacionada con diversos padecimientos como la diabetes, la obesidad y la depresión. A pesar de ello, muchos de nosotros creemos que el cansancio es un símbolo de trabajo duro y que el descanso es un lujo.

«Vivimos en una nación de adultos exhaustos e hiper-estresados, que están criando niños con agendas excesivas. Gastamos nuestro tiempo libre en buscar desesperadamente significado y gozo para nuestras vidas. Creemos que los logros y las posesiones traerán alegría y propósito, pero puede ser esa misma búsqueda lo que nos mantiene agotados y con miedo de bajar la velocidad.»

7. Cultiva la Creatividad y deja ir la Comparación: Comparar es decidir qué o quién es mejor entre un grupo de iguales, implica la paradoja de querer pertenecer, pero al mismo tiempo sobresalir en un grupo. Permanecer dentro de los límites y estándares que nos aseguran, tanto pertenecer, como distinguirnos al mismo tiempo, reduce sin duda el espacio para la autenticidad y creatividad.

Según los estudios, las personas que viven con un sentido de valía personal evitan compararse con los demás miembros del grupo y crecen de acuerdo a parámetros personales.

8. Cultiva la Calma y la Quietud y deja ir la ansiedad como estilo de vida: Eso… la ansiedad se ha convertido en nuestro estilo de vida; por alguna razón, todos tenemos prisa, aunque no tengamos prisa, vivimos preocupados, aunque los problemas no se estén presentando en tiempo real. Los estudios de Brené Brown revelan que las personas que enfrentan la vida con un sentido de valía personal están comprometidas con con una forma de vida en la que la ansiedad es una realidad pero no un estilo de vida.

Quietud y calma son conceptos parecidos, pero no iguales. Quietud es la cualidad que aparece al detener el movimiento, al permitirnos hacer pausas. Calma es la capacidad de no reaccionar de manera sobresaltada a nuestras emociones. Ambas pueden cultivarse a través de distintas prácticas meditativas, pero, para llevarlas a la práctica en la vida, es necesario primero comprender  su importancia y comprometernos con el deseo de integrarlas a nuestra vida

9. Cultiva el Significado y deja ir las dudas acerca de ti mism@: No importa cuantos logros y posesiones adquieras, si no conectas con el propósito de tu trabajo, si no estás expresando tus dones y talentos y, si no estás aportando algo que te parezca útil y significativo a la vida, nunca experimentarás verdadera valía personal. Sentirás desconexión, vacío, frustración, miedo, resentimiento, decepción e incluso vergüenza.

Dejar ir las dudas personales, significa entrar en contacto con nuestro verdadero propósito en la vida y poder conectar con la confianza de que encontraremos una manera de expresar estos dones para beneficio propio y de los demás en el mundo.

10. Cultiva la risa  y deja ir la necesidad de lucir «cool»: Queremos lucir siempre como si todo estuviera «bajo control» para evitar la vulnerabilidad, la más mínima posibilidad de ser ridiculizados. Queremos controlar lo que los otros piensan acerca de nosotros y deseamos manejar su percepción, por ello, a veces invertimos más esfuerzos en parecer que en ser.  Este es, al final, una traición a nuestro verdadero ser y un camino directo a la insatisfacción.

La risa no sólo rompe con la rigidez, tanto corporal como mental, sino que es un privilegio casi exclusivo de los seres humanos. Las personas que experimentan valía personal tienen una amplia capacidad de mirarse a si mismos y a la vida con sentido del humor.

Así que.. ¿en cuál de estos aspectos podrías desarrollarte más?  ¿qué beneficios podría ello traer a tu vida? La Tarea Terapéutica de esta semana es identificar en cuál de estas 5 áreas te vendría bien trabajar y realizar una actividad en la que puedas experimentar cualquiera de ellas: la creatividad, el significado, la quietud, la risa…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sesión 3 | Momisattva

Sesión 3 | Momisattva Mi cuenta Anterior Siguiente MOMISATTVA Prácticas transformadoras para mamás ocupadas Un curso de: Paola Abán

To access this post, you must purchase MOMISATTVA.

Seguir Leyendo »