Mantras: Puentes hacia el Cosmos

Hace algunos años, sugerir prácticas espirituales para mejorar la salud física, mental o emocional, habría pasado para muchos por superchería o, al menos, por ingenuidad basada en un pensamiento mágico.  En nuestros tiempos,  la ciencia ha comprobado que lo que los sabios y las tradiciones místicas de la antigüedad nos vienen diciendo hace siglos, no sólo es verdadero, sino que sigue siendo actual.

De ahí que usar tecnologías espirituales para mejorar la calidad de nuestra vida es algo que conviene considerar cuando queremos transformar, sanar o simplemente reforzar, expresar u optimizar algún aspecto de nuestra vida.


Una de las mejores herramientas puestas a nuestro alcance son los mantras, sonidos, palabras u oraciones que han sido utilizadas repetidamente desde tiempos antiguos con un propósito específico.
Estos sonidos, que bien pueden ser considerados como sagrados, limpian nuestra mente y reconfiguran nuestro pensamiento y energía. A partir de ello, pueden producirse cambios, incluso en nuestra materia.

Los sabios védicos de la India, creían que una función particular de los seres humanos es la de crear puentes conscientes entre la Tierra y el Cosmos, convertirse en canales de una Inteligencia o Poder Superior. Para ello hacían ofrendas e invocaciones en sánscrito (una antigua lengua de la India en la que están escritos muchos textos sagrados).

Hasta nuestros días, los practicantes de yoga y cualquiera que así lo desee, puede pronunciar dichas invocaciones con el objetivo de llamar energías e incluso seres que colaboren con lo que deseemos manifestar. A continuación sugeriré algunos mantras y sus usos. Por supuesto, sería posible ofrecer explicaciones muy extensas de cada uno y las sugerencias aquí ofrecidas son breves con fines prácticos. Gracias a la enorme cantidad de información a la que hoy tenemos acceso en la red, es una posibilidad buscar, no sólo descripciones más extensas de cada uno de ellos, sino también una infinidad de mantras con otros propósitos.

Para cambiar un hábito y empezar a notar efectos contundentes, se sugiere hacer una práctica de 40 días ininterrumpidos de pronunciar o cantar el mantra elegido 108 veces.  Algunos de los mantras que puedes practicar son:

OM SHANTI SHANTI SHANTI: invocación de la Paz

OM NAMAH SHIVAYA: es un saludo al Señor Shiva, que representa el aspecto auspicioso, benigno, amigable de la Divinidad.

OM SHRIM MAHA LAKSHMI YEI NAMAHA:  Es un saludo a Lakshmi, el aspecto de Shakti (la Divinidad en Femenino) que representa y otorga la abundancia.

OM MMANI PADME HUM: Mantra tibetano que promueve la Armonía y la Iluminación

La Tarea Terapéutica es entonces, experimentar una práctica, repitiendo estos mantras, idealmente 108 veces. Busca un lugar silencioso, puedes acondicionar el ambiente encendiendo una vela y/o incienso y toma unos minutos para mantralizar. Nota como te sientes antes y después de esta práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sesión 3 | Momisattva

Sesión 3 | Momisattva Mi cuenta Anterior Siguiente MOMISATTVA Prácticas transformadoras para mamás ocupadas Un curso de: Paola Abán

To access this post, you must purchase MOMISATTVA.

Seguir Leyendo »